Breaking

En firme condena de 16 años a chofer que mató a cuatro

Por La Justicia / Slider / mayo 26, 2015

Luego de un cruento calvario legal para los familiares de las víctimas que se postergó por cuatro años, la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la sentencia que condenó a 16 años de cárcel a un chofer ebrio que mató a cuatro jóvenes, escapando de la policía. La alcoholemia que se le practicó marco 1,40 gramos de alcohol por litro de sangre.

Para que este proceso llegara a su final se dictaron cinco sentencias: una del Tribunal Penal de Pavas, dos del Tribunal de Apelaciones y dos de la Sala Tercera.

Jonathan Faafew Valverde salió, la madrugada del 30 de julio de 2011, del night club Hollywood, en Sabana Sur, donde tuvo un problema con la administración. Condujo un Nissan X Terra, color negro, a alta velocidad, hasta llegar al costado sureste de la embajada de los Estados Unidos, en Pavas. En ese punto, se brincó la luz roja del semáforo y golpeó, de forma brutal, el automóvil en que viajaban Gerardo García Lezama, Luis Enrique Saborío Mora, Shirley Quesada Miranda y Andrés Troyo Quesada. Los cuatro; quienes regresaban a casa, luego de asistir a una vigilia cristiana; fallecieron en el lugar.

El Tribunal Penal de Pavas le impuso a Faafew, el 11 de febrero de 2013, 16 años de cárcel por cuatro delitos de homicidio culposo, en concurso ideal (lo que quiere decir que ejecutando una misma acción acabó con la vida de cuatro personas) y le suspendieron la licencia por siete años.

“(…) el tribunal llega a la conclusión que la conducta que en ésta sentencia se le reprocha al justiciable es merecedora, de acuerdo a los principios de razonabilidad y proporcionalidad, no a la pena máxima solicitada por la parte querellante, sino a la pena de NUEVE AÑOS DE PRISIÓN que en aplicación de las reglas del concurso ideal, y por la magnitud del daño causado se aumenta en SIETE AÑOS para un total de DIECISÉIS AÑOS DE PRISIÓN” indicaron los jueces.

Sin embargo, el defensor particular del sentenciado presentó un recurso de apelación en contra del fallo, alegando que Faafew mostró arrepentimiento de los hechos, pidió perdón y clemencia a las víctimas, aportó pruebas de su buen comportamiento por lo que, de mantenerse una pena tan alta, la justicia estaba enviando un mensaje negativo a la sociedad.

En un controversial fallo, el 24 de mayo de 2013, los jueces de apelación Rosaura Chinchilla, Lilliana García y Joe Campos, redujeron la pena impuesta de 16 a nueve años, alegando que el Tribunal Penal de Pavas se había extralimitado y había hecho un aumento de pena de siete años sin argumento alguno por lo que no se ajustaba al Derecho.

Ante una pena tan baja, los abogados de Júrisis, representantes de las familias de las víctimas, formularon un recurso de casación alegando que debían mantenerse los 16 años de cárcel.
El cuatro de abril de 2014, los magistrados de la Sala Tercera: Carlos Chinchilla, Jesús Ramírez, José Manuel Arroyo, Magda Pereira y Doris Arias, dieron la razón al equipo de Júrisis y determinaron que la resolución del Tribunal de Apelación de Sentencia era errónea, declarando el fallo ineficaz.

“Véase que, tanto el grado de culpa, como el número de víctimas y la magnitud de los daños ocasionados, son, indiscutiblemente, aspectos propios en la ponderación que debe realizar el juzgador para determinar el quantum de la sanción a aplicar (…) el Tribunal tuvo por acreditado, acertadamente, la comisión de cuatro delitos de homicidio culposo cometidos en concurso ideal. En conclusión, la calificación jurídica que realizó el a quo (Tribunal Penal) es correcta” resolvieron los jueces superiores y, al declarar la ineficacia, ordenaron el reenvío para que, el mismo Tribunal de Apelación, pero con otros jueces, resolviera el recurso.

Es así como, el 10 de octubre de 2014, los jueces Hannia Soto, Ronald Salazar y Francinni Quesada declararon sin lugar el recurso de apelación presentado por el defensor del homicida.
“(…) la pena de dieciséis años de prisión que impuso el Tribunal de Juicio es proporcional a los hechos acontecidos. La pérdida de cuatro vidas, la destrucción moral y económica de sus familias, la puesta en peligro de la vida de, al menos, una persona, más, aunado a la conducción irresponsable del imputado, tales como la alta velocidad, el obviar la señal de alto y su estado etílico, son aspectos que superan los contenidos de las constancias de folio 506 y 507, donde en general se hace referencia a las virtudes del acusado, de las cuales no duda este Tribunal, lo mismo que a su edad, situación personal y arrepentimiento, pero estos factores no resultan suficientes para dejar de lado los hechos acontecidos y sus consecuencias, al punto de estimar que cinco años de prisión resultan el plazo óptimo para cumplir con los fines de la pena. Ello, sin pasar por alto, que el Tribunal de Juicio sí valoró las condiciones personales de Faafew Valverde, por lo que aplicó una pena menor al monto mayor que contempla el tipo penal. Por ello, es que no resultan atendibles los alegatos de la defensa y se declaran sin lugar” indicaron los jueces Soto, Salazar y Quesada en su resolución.

Ante este nuevo fallo, el defensor acudió a la tercera instancia y presentó recurso de casación alegando que los jueces de apelación confirmaron el extremo de pena impuesto sin fundamento, afectando los intereses del imputado de acceder a un rebajo de pena, y una rehabilitación para insertarse a la sociedad en un tiempo menor.

El 27 de febrero anterior, los magistrados Doris Arias, Rosibel López, Ronald Cortés, Jorge Enrique Desanti y Rafael Sanabria cerraron el caso, declarando sin lugar el recurso interpuesto por el defensor.

“(…) los jueces de apelación, efectivamente, realizaron un examen de proporcionalidad de la sanción impuesta y arribaron a la conclusión de que no existía vicio alguno en la fundamentación del fallo condenatorio, tomando en consideración la gravedad de los hechos y las circunstancias en que ocurren los mismos, de manera que la prueba aportada por la defensa no tenía la trascendencia como para justificar una imposición sancionatoria menor a la dispuesta en sentencia condenatoria” dice parte de las sentencia.

Con el último fallo de Casación, la pena de 16 años quedó en firme.











Previous Post

“Es la policía la que maneja la seguridad, no es el juez”

Next Post

“Somos uno de los países con el número per cápita mas alto de abogados”




More Story

“Es la policía la que maneja la seguridad, no es el juez”

Juez Victor Charpentier. Acusó a tres policías por esposar a un estafador manos atrás. Contundente y categórico. El juez...

May 26, 2015