Breaking

“2 acusados de un triple crimen libres: ¿quién va a responder?”

Horrores Judiciales / Slider / mayo 26, 2015

Eso fue lo que se preguntó Juan Diego Castro, en Pasión por la Justicia, al analizar la absolutoria de dos hombres acusados de asesinar a un finquero y a sus hijos, en La Fortuna de San Carlos.

“Me llama la atención el silencio del director del OIJ, quien no tiene tiempo para explicarle al país qué fue lo que pasó, dar cuentas, poner la cara y decirle a los costarricenses que este caso fue atendido por sus subalternos, pero si tiene tiempo para gastarse 900 mil colones en llamaditas a su novia”, dijo Castro.

El Tribunal Penal de ese cantón alajuelense dejó claro que no les quedaba más que dejar libres a los imputados pues, los agentes judiciales no respetaron la cadena de custodia y utilizaron un celular decomisado en la escena del crimen.

“¿Quién va a responder? ¿Quién es el que tiene que decirle a la sociedad civil costarricense que, por una estupidez, quedaron libres dos asesinos en un caso tan grave como este?”, expresó el penalista.

Los acusados pasaron un año en prisión. La Fiscalía pidió 129 años de cárcel y, en el por tanto, los jueces indicaron que el Ministerio Público no pudo demostrar la culpabilidad de los acusados con prueba idónea.

“Quien tiene, oiga la palabrilla que se inventaron en tiempos del Procuratore Generale, la dirección funcional es el fiscal, chiquillo, inexperto, vagabundo, perezoso, dormido o irresponsable. Tenemos fiscalitos que están viendo para el techo y no ponen la cara, tampoco”, agregó el abogado.

Los jueces recalcaron que el celular era prueba vital de la Fiscalía para demostrar la culpa de los acusados y el aparato estuvo varias horas tirado en un escritorio de la sede del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en La Fortuna pero además dos agentes judiciales lo utilizaron para hacer llamadas y enviarse mensajes de texto entre ellos.

En el por tanto, lamentaron su decisión y dejaron todo en manos de Dios

“Lamentamos que, pese a la gravedad de los crímenes, tuviéramos que tomar esta decisión (…) Que sea Dios el que haga justicia”, dijeron en la lectura de la sentencia.
“Amén, amén y amén, esta frase se podría poner, en todos los edificios de los tribunales, cerramos la Corte y nos ahorramos muchos millones para indemnizar a las familias de las víctimas y a las víctimas. El tribunal de San Carlos con esta frase marca una ruta importante: dejemos todo en manos de Dios, cerremos el Poder Judicial y gastemos esa plata en cosas que está necesitando el país, porque la Justicia Penal está trabada”, añadió Castro.

A continuación puede escuchar el segmento del programa:











Previous Post

“Todo fue un montaje en mi contra”

Next Post

Lentitud de fiscalía deja impune intento de homicidio contra cajera del BCR




More Story

“Todo fue un montaje en mi contra”

El testimonio de la agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Gabriela Fonseca, conmueve, pero también sorprende. Señalada,...

May 26, 2015